jueves, 29 de diciembre de 2011

Entrevista a Sergi Vizcaíno, director de XP3D


Es un director muy relacionado con el género de terror, sus cortometrajes lo demuestran. Entre ellos se encuentran El último dirigido junto al cómico Ángel Martín, Día de matanza y por supuesto, Tigh que consiguió el primer premio en la sección Brigadoon del Festival de Sitges y a los mejores efectos especiales en el Festival de Torremolinos. En su primera película, Sergi Vizcaíno no podía dejar de lado a este género y lo demuestra con XP3D el primer film de terror en España. La película se estrenó ayer y cuenta con actores de la talla de Amaia Salamanca, Luis Fernández, Úrsula Corberó, Maxi Iglesias, Oscar Sinela y Alba Ribas.

Sergi Vizcaíno

"Trabajar en 3D no me dio miedo, todo lo contrario, fue un aliciente más"

1. Es su primera película y está dando mucho de que hablar porque es es el primer film español de terror rodado en 3D, ¿cómo ha sido enfrentarse a este reto?

Como director, en una primera película, siempre estas muy lanzado a cualquier cosa, estás supermotivado. El 3D es algo que a mi me fascina como narrativa nueva, es un elemento que en vez de darme miedo, me da más fuerzas. Fue un aliciente más. Tenía mucha ganas del terror en 3D, creo que es una mezcla explosiva Esta es la razón por la que hacerla de esta manera es algo bueno y no algo malo.

2. ¿Cómo ha sido rodar en 3D?

El 3D es un formato muy técnico que implica mucho tiempo de preparación para cada plano. Es un rodaje muy complicado, a nivel de tiempo sobre todo, porque al día en vez de hacer 12 planos que es lo normal, haces 8 o 9. Entonces te complica mucho a la hora de trabajar durante seis semanas dentro de la película. No tienes más horas entonces tienes que apañarte con lo que tienes. Pero luego se agradece.

3. Imagino que detrás de rodar esta película en 3D, en tan solo seis semanas, hubo jornadas de trabajo muy largas.

No, la verdad es que nosotros teníamos 12 horas al día que es la jornada normal en cine y no nos podíamos pasar de esas horas. Mi compromiso era adecuarme a ese tiempo y no tener días extras. Lo cumplimos. Eso sí trabajando muy duro y teniendo un equipo que lo dio todo porque si no hubiese sido así, esta película no sería posible. Todos los actores, el equipo artístico, sonido han trabajado muy duro para no tener que realizar más horas de las que estaban pactadas, y esto también es parte del negocio

4. ¿Cuáles son las claves de la película?

Están bastante claras. Creo que son los actores que tenemos, que hacen unos papeles increíbles, tener un malo que sea recordado por su maldad y su carisma y por último el 3D, que es básico en esta película. Luego hay más claves como el sonido ,que está muy trabajado, y la música. Todo esto consigue una combinación de un producto que no se ha visto antes. No se ha hecho aún y somos pioneros en ello.

5. Esta película está protagonizada por actores jóvenes muy conocidos y que cuentan con una gran popularidad de cara al público, ¿qué le hizo fijarse en ellos?

Queríamos trabajar con actores conocidos para tener una película muy comercial que llegase al mayor público posible. Entonces nos empezamos a reunir con actores de esta talla y es conocerlos y darte cuenta, cuando hablas con ellos, que tienen talento. Son excelentes personas y trabajadores. Lo tienen todo para ser protagonistas de una película como esta. Son unos chicos increíbles. Nos lo han puesto muy fácil y han trabajado muy duro.

6. Entonces trabajar con ellos ha sido muy fácil.

Ha sido un honor y un placer. Lo han dado todo. Son muy profesionales y grandes personas. Ha sido muy divertido rodar una película con ellos. Todos tienen mucho talento y una carrera por delante bestial, con muchísimo futuro. Ha sido una sorpresa para todos, porque no esperábamos tanto y nos hemos encontrado con unos chicos desbordantes. Eso en cine, más que en televisión, se podrá ver.
 
7. ¿Qué es lo que le hizo cambiar el nombre que iba a tener en un principio la película que iba a ser Cicatrices por XP3D?

Cuando entró Sony el proyecto dio un vuelco. Se hizo más grande, paso a ser 3D, cambiamos la idea de casting y también hizo que modificásemos el título.Cicatrices ya existía, había una película pequeña de terror que se llamaba así y en un principio no creíamos que fuese tan comercial. Fue así como buscamos otro nombre que fue XP que significa Experiencia Paranormal.

8. Trabaja con Rodar y Rodar que es productora de películas de terror con un gran éxito como El orfanato, Los ojos de Julia, siendo este su debut en el largometraje, ¿cómo surgió esta gran oportunidad?

Conocí a la productora en un festival de cortometrajes. Yo era miembro del jurado por ganar un premio el año anterior y ella estaba invitada por hacer El orfanato en el 2007. Allí nos conocimos y empezamos a hablar de cuál debería ser la próxima película, en este caso una mía, la primera, que es lo que me gustaría hacer a mi. A ella le encantó la idea, una película para un público joven, especialmente para ellos, divertida y que dé miedo. El 3D no lo había pensado aún, eso surgió luego. Una película de calidad para el gran público y que se disfrutase.

9. La mayoría de sus cortos y su primera película son de terror, ¿Qué es lo que le atrae de este tipo de género?

El terror es un género que ayuda a crear mundos que no existen, de pesadillas, de sueños... Esto es lo más atrayente,. Me gusta más crear mundos que reflejar la realidad. En el cine me gusta crear cosas que no existan porque me da mucha más libertad y puedo ser más creativo, es más laborioso, más interesante .Lo que a mi me fascina del terror es inculcar emociones al espectador, el miedo, los sustos. Esto es un reto para un director y cuando lo consigues es muy satisfactorio.
 
10. En su corto Tigh se trata el tema de la bulimia desde el terror, ¿ por qué decidió hacerlo desde esta perspectiva?

Es una forma que me pareció interesante. Mezclando esto se llega de una manera distinta que a los documentales o películas de ficción. En el cine, que es lo que me gusta , me parecía un ejercicio visual muy interesante y la verdad es que por el resultado funcionó muy bien.
 

Muchas gracias a Sergi Vizcaíno por su tiempo, os dejamos con el trailer y fotografías de la película. Nos despedimos del año con esta entrada y esperamos que el año que viene podamos seguir haciendo entrevistas que os continúen gustando. Feliz año a todos!


Úrsula Corberó

De izquierda a derecha, Maxi Iglesias, Úrsula Corberó, Luis Fernández, Amaia Salamanca, Oscar Sinela y Alba Ribas


Los actores durante la película

Amaia Salamanca
 
 
 

martes, 27 de diciembre de 2011

Exposición 25 años de los premios Goya

Como muchos de vosotros sabéis este año se conmemoran los 25 años de los Premios Goya. Desde su primera edición en 1987, la Academia de Cine a través de estos galardones, ha reconocido el trabajo de directores, actores, guionistas, películas, música, cortometrajes, etc.. Por ello el Teatro Fernán Gómez de Madrid recoge en la exposición Viaje al cine español 1987...2011 las películas que obtuvieron el reconocimiento máximo de la Academia. La exposición incluye las siguientes películas: El viaje a ninguna parte, El bosque animado, Mujeres al borde de un ataque de nervios, El sueño de mono loco, ¡Ay, Carmela!, Amantes, Belle Epoque, Todos a la cárcel, Días contados, Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto, Tesis, La buena estrella, La niña de tus ojos, Todo sobre mi madre, El Bola, Los otros, Los lunes al sol, Te doy mis ojos, Mar adentro, La vida secreta de las palabras, Volver, La soledad, Camino, Celda 211 y Pa negre.
Además de encontrar información muy interesante de cada película, la exposición cuenta con decorados exactos de cada uno de los films, además de curiosidades tanto de vestuario, localizaciones, bocetos, etc. A punto de despedir el año Nuestra Ficción quiere hacer su pequeño homenaje poniendo algunas fotografías de las partes más interesantes de la exposición.

Antes que nada recordar que la exposición ha sido organizada por Acción Cultural Española y la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España y que la podéis ver hasta el 8 de enero de forma totalmente gratuita. Os dejo con algunas fotografías:

Fotografías de Mujeres al borde de un ataque de nervios

Más fotografías de Mujeres al borde de un ataque de nervios

Decorado de Amantes

Decorado de Tesis

Decorado de Amantes

Anteproyecto de Mujeres al borde de un ataque de nervios

Vestuario de La niña de tus ojos

Fotografía de Maribel Verdú en Belle Epoque




Decorado de Todo sobre mi madre

Fotografías de Todo sobre mi madre

Boceto de la habitación de Los otros

Carteles de los otros

Fotografías de Los lunes al sol

Fotografías de Volver

Decorado de Pa Negre

Decorado de Volver

Fotografía de los actores de Celda 211

Perspectiva de la habitación de Camino

Boceto del vestuario de Penélope Cruz en Belle Epoque

Fotografías de Días contados

jueves, 22 de diciembre de 2011

Entrevista a Natalia Mateo

Actriz, guionista y directora, Natalia Mateo es una artista polifacética y creativa que no puede estarse quieta. Su primer trabajo como actriz en el corto Carisma le permitió averiguar que es lo que realmente quería hacer. Como directora nos ha sorprendido con proyectos como Test o ¡Qué divertido!, además de deleitarnos en varios como guionista. Ahora está preparando su tercer cortometraje como directora y trabajando en su primer largometraje. En esta entrevista revisamos con ella su carrera y nos habla de sus futuros proyectos.

"Carisma marcó un antes y un después en mi carrera"



¿Qué es lo que te atrae de los cortos para que tu carrera esté tan relacionada con ellos?

La libertad y el talento que hay en los cortometrajes. Los guiones de este tipo de proyectos son lo que más me gustan incluso de lo que se está viendo en los largos. Además la cantera nueva es de directores que están haciendo cortos y es gente muy buena,. Pero sobre todo que el cine de guerrilla me gusta mucho.

De todos los cortos que has participado, como actriz en este caso, ¿cuál de todos marcó tu carrera?

Carisma porque fue el primero y además es que yo hasta ese momento no quería hacer cine. No es que me la marcará, es que me hizo la carrera. En ese mismo mes Daniel Sánchez Arévalo lo vio y me ofreció Express, y ya fue todo seguido. Carisma ha sido un antes y un después en mi carrera.

 Con Test, tu primer como directora, afirmas que no te gustó la experiencia, ¿qué fue lo que te decepcionó al dar este gran paso?

No me gustó descubrir la posproducción (risas). Me lo pasé muy bien escribiéndolo, trabajando con las actrices y cuando me vi encerrada en una sala de sonido, de montaje, aquello me pareció como un castigo. Poco a poco he aprendido a amar esa parte, a disfrutarla y ya no me siento oprimida pero si que es verdad que sigo teniendo resistencia a meterme en las salas. Fue horrible, de hecho yo en Test dije que no iba a volver a dirigir. Al principio es espantoso, pero luego te das cuenta de que sí que puedes hacer otra película, que puedes arreglar errores. Pero estar metida en una sala 12 horas no me gustó nada. Yo en el montaje de Test me llegué a dormir.

 Después de Test volviste a dirigir otro corto llamado ¡Qué divertido! , ¿Qué te animó a olvidarte de la sala de posproducción y atreverte con otro proyecto como directora?

Al final te olvidas de las malas experiencias y te quedas con lo bueno. Yo hubo un momento que volví a disfrutar muchísimo con Test. De repente, me vi metida en ¡Qué divertido! y en toda la vorágine. Además ya sabía más porque me había preocupado en ir a ver montajes de amigos e iba con otra actitud. No me aburrí tanto con ¡Qué divertido!. Además, lo monté con Ivan Aledo, que es un genio, y es fantástico estar con él en una sala de montaje porque es un señor que sabe mucho de cine. Yo no sé cuando Goyas tendrá.

Como guionista, ¿hay algún tema del que quieras hablar pero que aún no te hayas atrevido a escribir sobre ello?

No, en principio hay un recurso que utilizo mucho que son las mentiras entre los personajes. Por ejemplo, en ¡Qué divertido! el padre miente al niño y el público es cómplice de ello. En mi último corto que se llama Ojos que no ven, que todavía no está terminando, lo estoy montando ahora, va un poco de lo mismo es de una familia que miente a una abuela sobre una muerte. Eso me interesa mucho y lo plasmo. Sobre algo que aún no haya hecho, no tengo nada que me coarte, durante toda mi vida he escrito sobre lo que me apetecía.

 Eres una artista muy polifacética porque escribes, diriges, actúas tanto  obras de teatro, como cortos o largometrajes, ¿qué es lo que más te llena?

Es como una olla de garbanzos, necesito todo. Por separado no me llena nada. Yo empecé siendo actriz y rápidamente empecé a escribirme mis propios textos. Creo que lo que tengo que contar lo tengo que hacer en muchos planos. Como actriz es una maravilla contar la historia de los demás, ser el instrumento para que otro levante sus cosas, es estupendo. Pero como directora, poder contar mis cosas es también grandioso. No sería feliz haciendo cualquiera de las tres actividades por separado.


En  Traumalogía trabajasteis muchísimos actores, para ser un corto, además solíais coincidir todos o casi todos en la mayoría de escenas. ¿Cómo fue el rodaje de ese corto?

Fueron cuatro día de rodaje muy divertidos. Eran muchos actores profesionales, que en ese momento todos estábamos haciendo cine y juntarnos fue dificilísimo. Trabajar con ese elenco fue un honor.
Lo recuerdo como un rodaje muy caótico, estábamos todos vestidos de novios y de novias en la puerta de un hospital, fumando cigarros y esperando que nos tocará nuestro plano. Duró mucho precisamente para que pudiésemos coincidir todos. Era algo que Daniel Sánchez Arevalo necesitaba hacer así, con esa gente, nos lo escribió para nosotros. Fue un regalo. Ya habíamos hecho una película juntos y luego fuímos de la mano al corto. Con lo cual fue un caos pero muy bonito a la vez. El trabajo de producción ahí fue enorme porque conseguir esos ocho o nueve a la vez fue muy complicado. Lo que nos pasaba también es que íbamos cuando rodaban los demás, como eran todos amigos a lo mejor no te tocaba tu plano, pero ibas a ver el rodaje. Era como una fiesta de cumpleaños (risas).

Tu primer papel protagonista en un largo fue en  La vergüenza el 2009, que fue la triunfadora del Festival de Málaga llevándose la Biznaga de Oro. ¿Qué supuso para ti este papel?

Supuso un nuevo cambio porque después de ese personaje tan bonito a mi no me han vuelto a ofrecer un papel de ese estilo. Entonces si que me hizo reflexionar sobre hacía donde quería dirigir mi carrera y me he puesto un poco más seria. De hecho gracias a La vergüenza he podido activa más mi faceta de directora y de guionista, ahora he vendido una película. Fue como que después de haber hecho este personaje tan bonito en una película tan emotiva yo ya no quiero hacer cualquier cosa, y entonces tenía que trabajar en otras. También me permitió lanzarme al mercado como directora y guionista, que en ese momento lo era, pero no le dedicaba mucho tiempo.

 Hace unos años decías que no te veías preparada a lanzarte al largometraje, una vez escrito y vendido, ¿cómo has vivido esa experiencia?

Voy a escribir ahora la cuarta versión. Estoy trabajando en ello todavía, llevo como un año y medio. Hace unos años no estaba preparada pero una vez que ha pasado el tiempo ya si que me veo capaz y ha sido muy bonito. Si no lo estuviera, no lo haría, aunque tuviera la oportunidad. Porque quiero que mi primera película sea muy mía, quiero disfrutarla mucho. No soy una persona que esté a gusto con la atención., quiero ir a rodar feliz. Creo que eso me define muchísimo como directora porque para mi es como un juego. Seguramente hace cuatro años no hubiese podido decir esta frase, la angustia me podía. Te tienes que demostrar muchas veces que puedes estar a cargo de un equipo o de una historia, y llega un día que después de haberlo hecho varias veces, dices: "ahora en vez de tres días de rodaje, treinta".



 En la obra teatral La caja superdeluxe, ¿cómo fue trabajar de actriz y de guionista a la vez?

La protagonizamos Esther Otega y yo y la dirigió Pitu Alvarez. La obra no la escribí para mi, sino pensando que sería para un actor muy bueno y luego me tocó hacerlo a mi (risas). Si contase una historia pensando en mi, me lo pondría muy fácil (risas) y no lo hago. En el caso de que me tuviese que dirigir a mi misma...por ahora no me atrevo.

¿Te resultaba más fácil interpretar la obra escribiendo tú el guión o más difícil porque te pones el listón muy alto?

No, me daba muchas más facilidades. Era una locura de guión de quince minutos que tenía sentido por el lío de la historia. Lo que hacíamos era una especie de terapia a una superheroína que se quedaba sin poderes. Entonces el haberlo escrito y reírte haciéndolo, te da la seguridad de que los demás se lo van a pasar bien. Yo lo estaba haciendo y era tal locura y despropósito que yo recuerdo divertirme mucho con ello. Cuando lo hablaba con la otra actriz y la directora nos daban ataques de risa. Cuando has pasado por ese proceso, hacerlo es más sencillo porque sabes que es divertido.

 En este momento estas organizando un evento en la librería ocho y medio, en Madrid, en el que se juntan los actores y directores para hablar con sus fans ¿cómo se te ocurrió esta idea?

No es una idea pura mía, fue de Jesús y María los dueños de la librería que tienen una imaginación desbordante. Me invitaron a comer un día y simplemente me dijeron que estaban agobiados que no tenían tiempo con la librería y yo les dije que les hacía falta hacer cosas que les divirtieran que no todo podía ser trabajo. Ellos m dijeron que tenían ideas pero lo que no tenían era tiempo para hacerlas. Entonces me contaron este proyecto que se llama "Pide un deseo a los reyes del cine" y yo me moría de pena pensando que no se iba a hacer. Al final lo tuve que hacer porque es muy bonito. Reunir a toda la gente que yo pueda tener acceso y ponerles a disposición de todos los estudiantes de cine, de dirección, de guión...Hubiese estado muy feo no hacerlo una vez que lo tienes tan a huevo y el espacio de la librería es maravilloso. Es precioso, aunque es mucho esfuerzo. Cuando no puedo ir yo porque necesito descansar, estoy nerviosa porque quiero que vaya todo muy bien. Pero estoy muy contenta, porque se está empezando a parecer a las tertulias del Café Gijón.

¿Ha sido difícil convencer a los actores para esta iniciativa o se han mostrado ilusionados con la misma?

Es muy fácil contactar con ellos y una vez que les hablas de la iniciativa les parece muy bonito y quieren venir. Nos dan muchas facilidades. Nosotros teníamos 20 días para rellenar y les preguntábamos cuándo preferían y ellos nos lo decían. De repente, pasan cosas como que el otro día estaba en un café y me encontré a Paco Plazas y a Leticia Dolera y les propuse que fueran y acudieron o me encuentro a Paco León y se lo comento y  se anima a venir el 26 de diciembre. La vida te lo va poniendo fácil. Cuando estás haciendo algo tan bonito, la ayuda te viene de todas partes.

Y una vez que llegué en 5 de enero y acabe, ¿habéis pensando organizar más actividades de este estilo?

Pues la verdad es que el hecho de pensar que acabe me muero de pena. Ellos tenían muchas ideas, querían montar un karaoke sólo de musicales, y a mi si que me gustaría organizar algún evento de lecturas de guión, de escenas eliminadas, etc. Nos apetece seguir quedando juntos, porque estamos disfrutando un montón. El espacio es muy bonito y está pidiendo a gritos que se hagan cosas.
 
 
Muchas gracias a Natalia Mateo por su tiempo y su paciencia. Si queréis saber más sobre el evento "Pídele un deseo a los reyes", os pongo la página de facebook de Natalia donde podréis encontrar toda la información. http://www.facebook.com/#!/pages/Natalia-Mateo/157083244335061


También os dejo con Test, uno de sus cortos como directora y guionista junto a Marta Aledo.

lunes, 19 de diciembre de 2011

"La piel que habito" continúa triunfando en su andadura por el extranjero.

Desde que se presentó en el pasado Festival de Cannes en la Sección Oficial "La piel que habito" ,dirigida por Pedro Almodóvar, no ha parado de protagonizar titulares donde la crítica extranjera alaba a esta película tan diferente y visionaria.

Ahora vuelve a encontrarse en el punto de mira desde que el pásado jueves se dio a conocer su nominación a los Globo de Oro como Mejor Película Extranjera, donde compite con Flowers of war (China), In the land of blood and honey (EEUU), El chico de la bicileta (Bélgica) y Una separación (Irán). Los premiados se conocerán el próximo 15 de enero en el Hotel Beverly Hitto de Los Ángeles.

Pero esta no es la primera vez que el nombre de Almodóvar suena en estos premios, debido a que anteriormente ha estado nominado en siete ocasiones: "Los abrazos rotos" (2009), "Volver"(2006), "Hable con ella"(2002), "Todo sobre mi madre"(1999), "Tacones lejanos" (1991) y "Mujeres al borde de un ataque de nervios" (1988). De estas siete nominaciones se alzó como ganador en dos ocasiones, con "Volver", y "Todo sobre mi madre".



Pese a que los nervios previos al día 15 están presentes, no podemos olvidar que este no es el único éxito que la última película de Pedro Almodóvar ha cosechado hasta el momento. Su nombre se empezó a oír como candidato a los Oscar compitiendo con "Pa negre" y "La voz dormida", aunque, como todos sabréis, fue la película de Agustí Villaronga la que se alzó con el título de posible representante española en estos carismáticos premios. A pesar de que "La piel que habito" cosechó una buenísima taquilla en España, tuvo un mismo número de detractores y defensores, al contrario de lo que parece que ocurre en el extranjero, en concreto en EE.UU donde la película ha sido alabada por diversos críticos calificándola en varias ocasiones como uno de los films más impresionantes. Prueba de ello es el Círculo de Críticos de Cine de Florida que premió la película como la mejor cinta extranjera. Pero no solamente en Florida, también fue considerada en Washington. Además de ser candidata y finalista en ciudades como Houston, Phoenix, Chicago, entre otras.

Volviendo a España, "La piel que habito" es una de las candidatas a los Premios Goya. También están en la lista de posibles nominados sus actores: Antonio Banderas, Elena Anaya, Jan Cornet, Blanca Suárez, Marisa Paredes y Roberto Álamo; y también hay una posible candidatura a mejor director, entre otras.

Desde Nuestra Ficción apoyamos firmamente esta película que tanto nos sorprendió y nos gustó. Por supuesto, le deseamos mucha suerte tanto en los Globo de Oros, como en los Goya, si finalmente pasa a la final, aunque estamos completamente seguros de que será así, como en futuros premios que seguramente llegarán.

jueves, 15 de diciembre de 2011

Entrevista a Canco Rodríguez, uno de los cerebros de Fuga de cerebros 2


Su verdadero nombre es Juan José Rodríguez pero todo el mundo le conoce como Canco. Su gran oportunidad se la dio Aída con su personaje el Barajas, al que lleva dando vida desde hace más de seis años. Es uno de los descerebrados de Fuga de Cerebros y ahora con la segunda parte vuelve a hacernos reir con su acento agitanao y su papel de El Cabra. Pero esta película no es su único estreno de estos días. Hace unas semanas pudimos ver en cartelera Carne cruda en la que tiene un papel protagonista. En esta ocasión interpreta a un caníbal, en una película llena de sangre y sobre todo de carne.



Canco Rodríguez


"He disfrutado más en Fuga de cerebros 2 que en la primera"


1. En esta película tienes más protagonismo que la anterior, ¿cómo has llevado esto?

Es una trama diferente. No hay más protagonismo, porque los minutos de aparición en pantalla son los mismos que en la uno, pero sí que es verdad que se profundiza más en el personaje y conocemos otras caras de El Cabra. Le sale una faceta muy bonita que es la romántica, porque se enamora y es más vulnerable, donde además se ve la parte más cachonda del personaje. También muestro otra cara que es la de profesor, donde tengo que estar más serio. Entonces he podido trabajar con cosas muy chulas y he estado muy a gusto y muy feliz, porque cuando tienes tanto material para trabajar y el guión es tan divertido, lo disfrutas mucho más. Me lo he pasado mejor en esta que en la uno. Te haces más con él porque en la primera El Cabra fue apoyo de los demás personajes, como en esta película le ha pasado a otros como a lo mejor a El Ruedas, que interpreta Gorka Lasaosa.
  
2. ¿Te gustaría participar en una tercera parte si la hubiese?


Me encantaría. Cuando acabamos la primera parte, con Mario Casas y Amaia Salamanca, dijimos que queríamos hacer una segunda parte, antes incluso de que la anterior se estrenase, que se llamase de Fuga 2, "Fugados". Nos empezamos a inventar historias y tramas. Ahí fue el momento en el que dijimos que queríamos hacer otra. Cuando acabamos la segunda parte, la energía y las ganas eran las mismas que la primera vez. Si a la gente le gusta la película y va todo bien, nos encantaría seguir haciéndola porque nos lo pasamos genial, que esa es la clave.
3. ¿El compañerismo es muy importante a la hora de hacer películas de este tipo?


Sí sí. Se nota. Porque en el set de rodaje la energía se conseguía de las fiestas, de la alegría que teníamos todos. Nos hemos hecho íntimos amigos desde la primera película y ahora con la entrada de Adrián aún más. Se ha unido a mi grupo de amistades más cercano. Es muy importante.

4. ¿Cómo practicaste para hablar agitanao?

(Risas) Cogiendo un poco la base gitana y fijándote, sobre todo, en el acento más cerrado. Es lo mismo que cuando coges un andaluz o un catalán de este estilo. En este caso, te vas a la parte gitana, cuando hablan así, y lo aumentas un poco y lo llevas a un límite para que sea cómico. Entonces ya le metes los rollos "ay primo, ay payo". De forma exagerada, claro.

El Cabra en Fuga de Cerebros 2

5. En una de las últimas escenas de la película sales tú en un supuesto palacio hindú. Como curiosidad, ¿dónde está ese palacio?

Es un chalet que es exactamente así. Lo decoraron más, pero básicamente es como se ve. Eran una pareja y creo que la casa estaba decorada por ella. Cada habitación era diferente, y era muy étnico. De repente veías una habitación estilo hindú, por ejemplo, entre otras. Entonces aunque se decorase un poco más, la casa tenía ya su base fuerte.

6. ¿Como espectador eres fan de películas como "American Pie", "Conejita en el campus", etc?

Me encantan. A mi todas las películas donde salen animadoras, me gustan (Risas) . Me encanta todo tipo de cine y creo que hay diferentes momentos para ver cada película. Por ejemplo veo una de Fassbinder y me gusta y las de American Pie también me vuelven loco. Aunque depende de con quién la vea. Tengo amigos con los que me alquilo ese tipo de películas de animadoras y nos morimos de risa, donde salen muchos tíos y tías en pelota (risas). Luego, con otros, pues vemos un tipo de películas más serias, con mensaje, y nos gusta muchísimo.

7. Hace poco se ha estrenado "Carne cruda" , película que protagonizas con Alejandro Tous, Rebeca Valls... ¿cómo están yendo las críticas?

Está gustando mucho, por suerte. Tengo que preguntar cuánta gente está yendo a verla porque este tipo de películas no es como Fuga que se supone que va a ir bien. Es una película pequeña. Entonces con este tipo de films hay que ir preguntando cómo va, si está funcionando, porque es más artesanal.

8. ¿Qué nos puedes contar de los efectos que se utilizan en la película como la sangre o la carne?

Lo bueno de "Carne cruda" es que como se intentó recuperar mucho la esencia de los ochenta, muchas cosas que se podían haber hecho más baratas por ordenador, las prefirieron hacer con latex, trozos de espaguetti ... Bueno esto me lo estoy inventando (risas). Pero con cosas u objetos, como antes se hacía. Por eso te he dicho antes que era una película artesanal. Es lo bonito que tiene. Aunque la vea poca gente y haya salido sólo con diez copias, está gustando.

Muchísimas gracias a Canco Rodríguez por su tiempo, simpatía, su cordialidad y sobre todo por las risas que hubo durante la entrevista.

Durante la entrevista


 

martes, 13 de diciembre de 2011

El papel del crítico de cine en la sociedad: ¿Qué hay detrás?


Os presento un ensayo que escribí hace unos meses, espero que os guste:

El crítico de cine es una figura en peligro de extinción. Existen muy pocos afortunados que puedan dedicarse a tal oficio, y con los pocos que lo consiguen hay ciertos prejuicios y problemas que a lo largo de este ensayo iremos desvelando. Pero lo primero que hay que cuestionarse es, ¿qué es un crítico de cine? o mejor ¿qué es una crítica cinematográfica? Según la enciclopedia Espasa una crítica es : "Arte de juzgar de la bondad, verdad y belleza de las cosas", "Cualquier juicio formado sobre una obra de literatura o arte", "Conjunto de opiniones vertidas sobre cualquier asunto".

 Si nos vamos a Internet, la definición de crítica cinematográfica en la página web Wikipedia nos da una nueva perspectiva que nos acerca a este concepto: "Análisis y evaluación de películas, individualmente o en forma colectiva. Generalmente se puede dividir en la crítica académica por estudiosos de la teoría cinematográfica,  y la crítica periodística que aparece con regularidad en periódicos y otros medios de comunicación". Aparece aquí un concepto muy interesante "crítica periodística". Según la definición de crítica periodística en esta misma página las críticas "tienen un importante impacto en las películas, especialmente en ciertos géneros cinematográficos". ¿Esto es cierto? ¿Hasta dónde puede influir un crítico a la hora de ir o no a ver una película?

Según el profesor Carlos F. Heredero, Profesor de Historia de Cine Español, en la Escuela de Cine y Televisión de Madrid (ECAM) y en la Escola Superior de Cinema i Audiovisuals de Catalunya (ESCAC), el grado de alabanzas o desaprobaciones de un crítico a una película, no afecta demasiado a la hora de influir al espectador de ir a verla. Como dijo en la página web miradas.net: "No estoy seguro de que la función de la crítica tenga que ser la de llevar a la gente al cine. Ahí entraríamos en una dinámica muy peligrosa. Otra cosa es que eso sea una consecuencia de la función crítica. Aquí hay que diferenciar el medio de expresión. Seguramente la crítica de diario tenga más influencia sobre el público, pero también es muy relativo, porque depende mucho del tipo de película. Ya puede decir la crítica lo que quiera sobre La guerra de los mundos porque va a ser un éxito de taquilla igual. Es el cine de autor, el cine pequeño… el que necesita más a la crítica, porque sin eso no pueden sobrevivir".

Heredero denuncia en esta misma página, además, un tema muy polémico hoy en día y que rodea a los críticos, ¿qué tipo de películas ven y critican los críticos? ¿Se pueden leer críticas de todas las películas que van a festivales de cine de gran relevancia como Cannes o sólo de las comerciales? Para el profesor Heredero la crítica especializada en España "no es muy estimulante, más bien pesimista". "Hay un desconocimiento bastante profundo del cine que se hace en el mundo. A las pantallas comerciales españolas llega muy poco cine. Una gran parte del cine interesante que se ve en los festivales internacionales no llega a nuestras pantallas. Eso hace que cuando la crítica española descubre a un autor, este lleve dando muestras de su talento durante cuatro o cinco años". Además, afirma, que los críticos únicamente están interesados en ver en los festivales de cine las películas que se estrenan en la Sección Oficial, como por ejemplo ocurre en Cannes. "La crítica de la prensa diaria y la mayor parte de las revistas de divulgación sólo se ocupan de la sección oficial, y claro, Cannes es el gran escaparate del cine mundial, ahí está todo, lo mejor y lo peor, el cine de las majors, el cine independiente, los autores más exquisitos, el cine porno… absolutamente todo. A secciones como Un certain regard, la Semana de los realizadores o la Semana de la crítica, que pueden tener cosas unas veces mejor, otras veces peor, la crítica, simplemente no va", afirma el profesor.

Es una dura crítica hacía el trabajo del crítico, por otra parte, nos preguntamos, ¿cuál es el verdadero papel del crítico? Jordi Costa, famoso crítico de cine y actual colaborador de la revista cinematográfica Fotogramas, afirma en una entrevista concedida a http://www.blogdecine.com/ , el crítico es un "señor que lee películas". Además afirma que ninguna crítica es infalible, lo que da a entender que la crítica es al fin y al cabo la opinión de un amante del cine. "Es verdad, que hay algún crítico atrevido que formula juicios que el resto del gremio tarda mucho en asimilar y, cuando lo hace, suele olvidar la figura de ese crítico atrevido que dijo algo por vez primera, mientras la corriente general miraba hacia otro lado. Creo que un buen crítico tiene que ser, en buena medida, descubridor: alguien que nos advierte dónde puede haber un autor interesante o un sorprendente cambio de discurso en la obra de un autor hasta entonces considerado como mediocre", afirma el crítico.


Jordi Costa

¿Pero hasta dónde la opinión del crítico puede estar influenciada por su amistad o enemistad con el director de la película? Es una pregunta interesante y con la que se ha debatido mucho, sobre todo, después de la sonada guerra abierta entre el columnista y crítico de cine de El País, Carlos Boyero, y el director de cine, Pedro Almodóvar. Nadie sabe muy bien dónde y cuándo se despertó esta animadversión, pero sí, dónde estalló, fue en el 2009 con el estreno de "Los abrazos rotos", dónde Carlos Boyero y Borja Hermoso, jefe de cultura de El País, hicieron críticas que como según el propio Almodóvar afirmaba en su blog días más tardes, "despotrican sobre mi persona, lo que tampoco es una novedad puesto que llevan 25 años haciéndolo" y además añade que es "una operación de acoso y derribo". Esto provoco un revuelo en el que tuvo que intervenir el periódico El País e incluso la defensora del lector, Milagros Pérez Oliva, dónde se llegaba incluso a insinuar si realmente Boyero seguía el Libro de Estilo de El País. Según El Libro de Estilo de El País hay que diferenciar entre información, crónica y opinión, la crónica debe ir titulada en letra redonda, no se utiliza la primera persona y es interpretativa pero ha de aportar los datos y las razones que justifican esa interpretación. La opinión, incluida la crítica, debe titularse en letra cursiva. Durante la disputa se insinúo que Boyero no actuaba de esta forma. La respuesta del columnista y crítico de cine no se hizo esperar y días más tarde se publicó en El País, mediante una entrevista digital. Afirmó que Almodóvar llevaba atacándole varios días cuando él con uno "tendría suficiente para referirme a su insufrible personalidad" y añade que no lo lamentaría "si se quedase afónico".

Dos años más tarde se observa que este desprecio mutuo no ha menguado, la última película de Almodóvar, aclamada y criticada por partes iguales, recibió un duro palo del crítico que la definió como "una verdadera idiotez , una tragedia que logra involuntarios efectos cómicos, una oquedad vistosa".


Carlos Boyero
Pedro Almodóvar
Una vez analizado y comentado este conflicto, vuelvo a formular la pregunta realizada arriba, ¿hasta qué punto las relaciones entre un crítico y un director pueden influir en la crítica?

Este no es el único ejemplo, no es desconocida la continúa guerra entre directores y críticos de cine. Según el reportaje publicado en la revista digital http://www.elcultural.es/, el director de cine Vicente Aranda, califica a la prensa especializada en crítica de cine de tal manera "Tiene deseos de erigirse en un quinto poder, y además hay algunos críticos que ni siquiera ven la película que luego critican o que sin que se les caiga la cara de vergüenza se salen a fumar un cigarro durante la proyección" y añade: “Bastante sufrimiento es que un señor en un cuarto de hora te desmonte el trabajo de dos años para que encima te insulte”. Por su parte, los críticos también tienen que decir bastante al respecto, en el caso del crítico Miguel Marías asegura que mantenía una amistad con el director Jaime Chávarri, hasta que escribió una mala crítica contra su película Dedicatoria (1980), "No me gustó la película y escribí la crítica y a los pocos días me encontré con él en una proyección. Ni siquiera me saludó, y desde entonces no hemos vuelto a hablar". Aunque tanto críticos como directores afirman que cada uno debe hacer su trabajo sin intervenir en el del otro, como dice el crítico Sergi Sánchez que afirma que la crítica puede ser muy influyente o no, y puede destrozar una película o levantarla, pero cuando la levanta los directores no se quejan.

Pero...¿es cierto lo que dicen los directores? ¿los críticos no evalúan de forma correcta las películas? ¿qué parámetros se deben seguir? El crítico de cine Tomás Fernández Valentí, afirma en globedia.com, que en su caso valora la forma en que esa película es narrada, la planificación, el montaje, cómo esta creada esa idea... "El guión también es importante, aunque este puede estar estropeado por un mal director".

 El escritor Javier Cortijo, afirma que hay otras muchas cosas que pueden influir en la opinión de un crítico de cine. A nivel ya no sólo nacional, sino internacional, nos encontramos con varios ejemplos que encontramos en su libro "No disparen contra el crítico (o apunte entre sus ojos)". Cortijo afirma que los críticos nunca alaban a los actores guapos, véase Brad Pitt, Leonardo Dicaprio... Cortijo únicamente salva a Paul Newman y por los pelos. En el libro además hace hincapié también que otra de las envidias más poderosa es la económica. Si una película cuenta con una gran superproducción, el crítico la desprestigiará, aquí se infravalora a la película, algo tan peligroso como sobrevalorarla y es que Cortijo afirma que la mayoría de críticos son extremos y esto es algo peligroso.



Un ejemplo de lo que Cortijo afirma lo tenemos en Titanic, según el libro de este crítico, la película de James Cameron fue aclamada por la crítica, su poco presupuesto pudo ayudar, pero en cuanto se convirtió en la favorita de los Oscar con once estatuillas se la empezó a acusar de ser una película romanticona simplista adolescente. Aunque también sucede lo contrario, "El silencio de los corderos", en su día fue desprestigiada por la crítica aunque tras su reconocimiento en los Oscar, empezó a recibir alabanzas de la crítica.

Además, en este libro encontramos los géneros más aclamados por la crítica y los que menos. Según Cortijo los más valorados son el western y el cine negro y el que menos el de ciencia ficción, salvo por los críticos más frikies que defienden este género a capa y espada, según Cortijo.

Pero con Internet nacen nuevos críticos. Los bloggers son los minicríticos para todos aquellos amantes de la tecnología y las nuevas redes que encuentran su pequeño rincón a través de estas webs.¿Pero estos blogs son fiables? ¿podemos confiar en el criterio de los blogueros? A riego de echar piedras en mi propio tejado, Jordi Costa, en la entrevista comentada anteriormente, afirma: "Internet y los blogs han democratizado la práctica de la crítica de cine y eso tiene su lado bueno y su lado mano. Comencemos por el malo: es muy fácil simular ser un crítico de cine, basta con mimetizar tópicos, muletillas e ideas recibidas. La mayor parte de críticas que uno encuentra en la red son ejercicios de alguien que simula ser un crítico de cine y perpetúa discursos que son muy poco interesantes. Por otro lado, el fenómeno ha hecho que surjan voces y miradas que sí aportan algo diferente: las mejores críticas de películas recientes"

Por tanto, podemos encontrar críticas tanto de amantes de cine, como de expertos, pero... ¿críticas de propios directores de cine?

El pasado mes de septiembre, en la revista Fotogramas, se podía observar una crítica escrita por el aclamado y premiado director Agustí Villaronga. En ella hablaba de la película premiada en el pasado Festival de San Sebastián, "Los pasos dobles" de Iñaki Lacuesta, en esta crítica el director alababa el trabajo de su compañero y definía a su película como "hermosa, sugerente y sobre todo: existe. Es fantástica haberla imaginado" y además explica el porqué le ha sorprendido. "Siempre he pensado que debía existir una película que ayudará a expandir esa voz bárbara, mezcla de candor y ferocidad; pero esos temas, sus temas, son difíciles de tratar porque son tremendamente subjetivos, etéreos y salvajemente espirituales", pero afirma que Lacuesta con esta película ha conseguida encontrar este efecto. Por lo tanto...los directores, ¿pueden ser buenos críticos?. Está claro que la crítica contiene argumentos, tecnicismo y un amor por el cine que quizás en muchas otras críticas no se pueden llegar a encontrar.

Agustí Villaronga

Como conclusión del ensayo, es obvio que el crítico influye de cierta manera en la opinión de la gente, pero comete los mismos errores que algunos periodistas y es la falta de objetividad, la guerra entre directores y críticos continúa abierta. Además, el trabajo del crítico, como bien afirmaba el profesor Carlos F. Herrera es muy limitado, hacen críticas a determinadas películas como ocurre en los Festivales de Cine a los que solamente acuden a la Sección Oficial y si tienen que asistir a alguna otra sección, se quejan, por lo que hay gran parte de nuestro cine que aun no ha sido descubierto, y directores que siguen enterrados esperando que a alguien los descubra. El trabajo del crítico debería renovarse, buscar otra salida, algo que con las redes sociales y los blogs puede suceder, debido a que los creadores de estas páginas buscan encontrar un hueco en el pequeño mercado cinematográfico y se pueden abrir dando su visión de este tipo de cine, de este tipo de películas y dotando de relevancia a aquellos directores a los que la crítica califica de insuficiente. Todo esto hace posible que, en un futuro, los blogs tengan una mayor relevancia en el mundo cinematográfica que la que tienen en la actualidad, se abren hueco en un mercado que esta vacío y abandonado por los grandes.
 
 
 

sábado, 10 de diciembre de 2011

Crítica de "El gato con botas" Animación con toque español






El gato más famoso de la ficción ha decidido separarse de Shrek y maullar en solitario. En que mala hora. El director Chris Miller ha cometido muchos fallos en su film de animación.

Primero, el humor que ha utilizado no es tan inteligente y brillante como el que disfrutamos en Shrek, sobre todo en sus dos primeras entregas (la tercera es bastante flojita también). Podemos admitir que la película está más dirigida a los niños que Shrek y, por lo tanto, los adultos no tienen que disfrutar tanto de ella como los más pequeños. Pero si añadimos al humor poco sugerente, unas tramas que transcurren demasiado rápido o todo lo contrario... el problema se agrava. Más aún cuando nos damos cuenta de que las escenas que pasan a la velocidad de la luz las acabamos agradeciendo, porque entendemos que la película durará poco.

El film de corta duración se acaba haciendo mucho más largo y, lo que es peor, la trama no engancha. Los guionistas han recurrido a un cuento viejo como el de Las habichuelas mágicas pero no han sabido sacarle originalidad ni creatividad a la historia. Ni siquiera el salero del gato protagonista logra darle sabor a esas habichuelas. Si pasamos a los personajes que le acompañan, ni la gata Kitty, ni el huevo, consiguen hacerse con el público.



En Shrek, este minino travieso, que habla con la zeta y pone ojos de cordero que encandilan hasta a los menos sentimentales, conquistó al público. Es decepcionante que un personaje tan estupendo, y que podía haber dado tanto de sí, haya caído en una historia soporífera.

Si añadimos a todo esto, que el gato no para de hablar en toda la película, porque no descansa ni para maullar, estamos ante otro gran problemas. ¿Cómo nos puede resultar tan pesado uno de los personajes de animación más querido?

Pero mirando el lado bueno de la película, la voz del gato a manos de Antonio Banderas, resulta encantadora. Nadie mejor que él para dar vida a este pequeño. Sin duda, lo mejor del film. Salma Hayek, en cambio, no acaba de convencer.

martes, 6 de diciembre de 2011

Entrevista a Adrián Lastra, protagonista de Fuga de cerebros 2


Primero triunfó encima de un escenario protagonizando musicales como: Hoy no me puedo levantar o 40, el musical. Su gran papel se lo dio Daniel Sánchez Arévalo con el primo José Miguel en Primos. En televisión fue saltando de una serie a otra, con algún que otro cameo pero fue la desaparecida hace poco BuenAgente la que le dió más solidez en la pequeña pantalla. Ahora se atreve a protagonizar la segunda parte de una de las comedias con mayor éxito en España: Fuga de cerebros 2. Adrián Lastra nos cuenta en esta entrevista su experiencia en su primer papel protagonista por completo y hacemos un repaso a su breve pero intensa carrera.



"Me da mucho vértigo que llegue el momento mediático. Aunque no creo que me pase"




Adrián Lastra


Protagonizas Fuga de cerebros 2 , la primera fue un éxito en taquilla y además eres fan de esta película en la que tuviste un cameo. Imagino que tras tu paso en Primos esta también habrá sido un gran regalo.

Cada vez que te dan un proyecto de algo es un regalazo. Aunque el mayor de todos es que después de hacer una película como "Primos" te llamen para protagonizar la secuela de un éxito como "Fuga de cerebros" .Te da vértigo, miedo, respeto... Y más aún hacer una segunda parte que aquí en España no se hacen casi. Pero coges el toro por los cuernos y dices: "Allá voy".

Además trabajas con actores que sabes que van a tener un público.
Claro, se piensa que la película va a ser un éxito. Esperamos que vaya bien en taquilla.

Esta película es uno de los estrenos más esperados. Por tanto, te vas a dar a conocer mucho más entre el público, sobre todo el joven. Con el miedo que te dan las alturas, ¿esto no te da un poco de vértigo?

Sí, pero no he pensado en el momento mediático, porque creo que no va a llegar. La popularidad te la da más una televisión porque te ven todas las semanas que un cine que la vas a ver una vez y ya está. Hay mucho vértigo en el caso de que llegue, pero no me lo espero. Si llega bienvenido sea y lo viviré como pueda, porque me da miedo. Soy un chico muy normal con todo el mundo, trato a todos por igual y me fastidia mucho la falta de respeto hacía el espacio ajeno. También está claro que te estas exponiendo a una vida pública. Si tú te quieres dedicar a esto, estas vendiendo tu imagen y tienes que vivir con ello. La gente que se queja tanto no lo entiendo. Si quieres trabajar en esto, probablemente tengas momento fama y tienes que aceptarlo.

La historia está cargada de gamberrismo pero también de amor. Con esto se puede entender que el amor es un poco gamberro.

Sí, pero también depende de como se trate. El amor que tiene Alfonso en la película no es gamberro. Al revés, es muy tierno. También es muy moral, se guía mucho por la ética y el decir: "Yo me he comprometido y me guió por mi cabeza y no por mi corazón". Pero lo que sienten los demás ,en general , es más gamberro. Por ejemplo el Cabra o el Ruedas que es todo un personaje.

En un rodaje como este imagino que habrá muchísimas anécdotas, ¿cuál recuerdas con especial cariño?

Las recuerdo con cariño todas. Pero en especial una que tuvimos que parar el rodaje y salir todo el mundo del set, porque no podíamos dejar de reírnos. Era la escena de la comisaría, en la que entra el policía bueno. No sé que forma tenía de hablar este hombre que empezamos a llorar de la risa. Todo el equipo enfadado, pero no podíamos dejar de reír. No era una falta de respeto, ni nos burlábamos de él, porque él tampoco podía parar. Tenía una dicción muy extraña. Hay muchas anécdotas, con animales, o cuando nos juntábamos los cinco amigos que no nos paraba nadie

Se nota mucho el buen rollo entre compañeros.

Claro, eso es genial. En realidad, también, estamos vendiendo una película que es una comedia. No podemos hacer una rueda de prensa, como yo muchas veces hago que me pongo muy serio, agravo la voz, me pongo muy didáctico (risas). Luego llega Canco, Alberto o Pablo y me meten un hachazo.

En mi opinión se empatiza mucho más con el personaje que tú interpretas que con el de Mario Casas en la primera película.

Son diferentes personajes aunque sean hermanos y también somos dos actores completamente diferentes. Yo tengo mucha complicidad, al fin y al cabo. Mi personaje Alfonso lo pasa muy mal, con mucha angustia, el pobre sólo sonríe en una escena en toda la película.


Durante la entrevista con Adrián Lastra

Esta película cuenta con dos actores que han dado mucho de que hablar. Uno de ellos es el Langui y otro David Hasselhoff. ¿Cómo ha sido trabajar con ellos sobre todo con el segundo como buen seguidor de la serie El coche fantástico?

Trabajar con Juanma (El Langui) fue todo un descubrimiento. No llegué a ver entera El truco del manco y se lo dije. Pero sí que he visto otras muchas cosas de él. Cuando lo vi por primera vez en persona, me paralizó. No me imaginaba que su minusvalía fuese tan grave. Cuando tú lo ves te preguntas cómo puede hacer vida normal, pero tiene mucha fuerza de voluntad y afán de superación. Puede con todo. Yo me quito el sombrero, es un ejemplo a seguir. También es un actorazo porque en la primera escena que sale, que es la de los colacaítos, la gente se muere de risa. Nosotros tampoco pudimos aguantarnos en esa escena. Fue maravilloso. Trabajar con David fue un sueño, para mi es un ídolo. Porque cuando tenía seis años le veía conduciendo un coche y con diez corriendo por la playa. Luego lo ves en persona e impacta. Un tío de dos metros, con esa planta, tan carismático y tan humorista. Me reí muchísimo con él y eso que yo sé muy poco inglés. Muchos actores y artistas en España deberían ver y conocer a David Hasselhoff para saber como se tiene que ser tanto dentro como fuera de la pantalla. Porque delante de la cámara eres una estrella, porque brillas, porque tienes que tener ese ego para poder lucir. Pero fuera eres alguien normal.

¿Piensas que los actores tienen que saber como tratar al público?

Claro, yo no puedo con la gente que trata al público como si fuera basura.
 
¿Cómo ha sido trabajar con animales en Fuga de cerebros 2?

Está muy bien. Trabajar con animales es como con niños. Te da mucha cosa. Lo malo es que tú no puedes mandar callar a una oveja. Hubo un momento, en la escena de la unidad paliativa, cuando Alfonso tiene que matar animales, el director dio la orden de empezar, que es un momento en que todo el mundo tiene que estar en silencio y de repente oímos balar a una oveja. Encima si te pones nervioso, más ruido hace. También fue genial trabajar con un kinkajoo, yo nunca había oído de su existencia . Es de la familia de los koalas. Al principio iba a venir un lemur, pero este animal es igual de grande que mi tronco y llevarlo encima debía ser una pesadilla. El kinkajoo es muy extraño, como se ponga nervioso te engancha y no suelta. Hay que tratarlo con mucho cariño.

En esta secuela haces una de las cosas que más te gustan que es cantar y lo haces en el videoclip de la película con Pol 3.14. que es una de las canciones de la banda sonora. Imagino que esto fue otro regalo.

Tenía muchas ganas de conocer a Pol. Había escuchado muchas cosas de él. Me enseñaron la canción y yo pensé que era muy bonita y melódica. Además la ponen en una parte de la película que es clave. Pero me hubiese gustado cantar más.

En Primos que es tu primer papel protagonista tenías un personaje complicado con el que era muy fácil sobreactuar o llevar el personaje a la exageración. ¿Eras conscientes del peligro del papel cuándo lo estabas haciendo?

Claro, Dani también lo sabía. Me decía que no sabía como llevar el papel. Hasta que llegamos al punto en el que está José Miguel en la película estuvimos examinando todos los puntos posibles que podía tener el personaje. Hicimos el personaje desde la máxima exageración, hasta donde está ahora que es totalmente quieto y sólo jugar con un ojo.

Pero hacerlo estando quieto es aún más difícil que hacerlo sin parar de moverte.

Claro, para mi fue un reto porque yo no puedo estar quieto, soy puro nervio. Hubo mucho trabajo, pero lo hicimos entre todos los primos (Dani, Raúl y Quim). Cuando empezamos a ensayar con el personaje lo hicimos improvisando. En ningún momento íbamos con el texto aprendido.Dani decía que no quería porque no estaba seguro del guión. Cogíamos una escena, la leíamos y cuando sabíamos de que iba comenzábamos a improvisar. Con la escena de la boda estuvimos 20 minutos.

Adrián Lastra durante la entrevista




¿Cómo te llega ese papel?

Estaba haciendo 40, el musical. Dani era uno de los guionistas y me dijo que estaba escribiendo algo para mi. Cuando me dijo que era una película, yo no me lo creía. Nunca antes me habían ofrecido algo así. Al principio no me veía capaz de dar ese salto. Cuando me dio el guión, al principio eran cinco primos y me bloquee. Casi siempre lo hago. No me veía capaz de hacerlo porque lo veía escrito y mi personaje parecía un dibujo animado. Era un tío con un parche, que no se mueve, que no para de correr, el personaje antes gritaba mucho.

No me quiero ni imaginar cómo lo pasaste en la escena en la que tu personaje sale corriendo.

Tardamos una eternidad en grabar esa escena. Nos quedamos dos meses en Comillas. Durante ese tiempo estuvimos grabando un plano, o una secuencia de la localización. En esa escena, nos recorrimos todo el pueblo corriendo. Llega el primer día de rodaje de la película, primer plano, primera vez que hago cine, era el momento de la carrera, me preguntan que si estoy preparado y digo que sí. Yo había estudiado mucho a Buster Keaton para hacer a José Miguel y quería correr como hace Buster que es casi sin doblar las rodillas y muy tenso. En la primera toma me desgarré el aductor y ahora se me ha soldado el músculo pero está roto. Yo pensaba que me iban a echar de la película. Primer día y me lesiono. Con lo cual tuve que cambiar y correr de otra forma que parezco un caballo.

Y si se le añade el parche la complicación del personaje se hace mayor.

Claro, pierdes dimensión. Yo trabajé en 2D (risas) Fue muy duro, sobre todo cuando se te movía el parche o te chocaba con las pestañas. Hasta que encontramos un parche, eso fue otra locura. A pesar de todo, me ayudó con la escena del barco pirata para no marearme. El niño y yo nos montamos ocho veces seguidas.

Por lo menos ibas acompañado del niño.

Sí, pero el niño tenía once años. Hay un momento en esa escena que José Miguel levanta las manos y anima a Dani a que también lo haga. Una de las veces que la hicimos casi se nos muere el niño, estaba blanco. Le dieron dos calmantes para que no vomitase. Claro, a las cuatro de la mañana un crío de once años, encima yo me había tomado dos red bulls y estaba hiperactivo. Yo con toda la tensión dentro y veo al niño así, yo me asusté, pensaba que le daba algo.

Tras varios años encima de escenarios actuando y luego detrás de una cámara, ¿cuál se ha convertido en tu papel soñado?

Me gustaría trabajar, eso está claro. Pero por soñar, me encantaría un yonkie, pero no el moderno. Sino el ochentero, el que tiene la voz rota que se mete heroína, crack, y todo por vena. Interpreté un personaje parecido en Yo no me puedo levantar que era Colate. Me gustaría, sobre todo, por hacer algo diferente, pero ya llegará.

Con el miedo que te dan los fantasmas...¿ te animas a una de miedo?

Sí, claro. Me llama la atención todos los géneros, ya sea de terror, de acción. También haría de miedo, aunque estaría acojonado, pero supongo que también me ayudaría a superarlo en la vida real. Los actores estamos interpretando para enseñar emociones o transmitir algo. Para mi, sería muy fácil porque estaría temblando en realidad.


Muchísimas gracias a Adrián por su tiempo y paciencia. Desde aquí esperamos que Fuga de cerebros 2 vaya muy bien y podamos verle pronto en otras muchas películas.

Adrián Lastra al finalizar la entrevista